05 de Abril de 2020
Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados.
Mateo 5:5

Reflexión


Fuerza y esperanza

Señor, te alabo por hacer mi día de hoy un día especial. Hazme una fuente de fuerza espiritual para mi familia y para las personas que me rodean que se encuentren débiles o necesiten consuelo. Bendito Padre, el gozo de conocerte me da fuerza y ​​esperanza. Tú estás siempre presente para darme fuerza y ​​me levantarás cuando me siento débil.

Comparte esta reflexión